El tiempo es todo un personaje

Fotoinstalación –cianotipias– (2013)

El tiempo: Un personaje que esta presenté y al que nombran en toda la novela de Lewis Carroll (Charles Lutwidge Dodgson), principalmente en el episodio VII ‘Una Merienda de Locos’; en el que lo expresa claramente “…¡El tiempo es todo un personaje!”.

Lewis Carroll fue un prolífico fotógrafo aficionado y también realizó las ilustraciones originales del libro manuscrito que entregó a Alice Liddell (en quién se inspira el personaje), que luego fueron adaptadas por John Tenniel para la edición final.

Para esta intervención se usa una técnica de reproducción fotográfica antigua: la cianotipia; y un dibujo realizado con un tableta PC, basado todo en el trabajo artístico de Charles Lutwidge Dodgson como fotógrafo y dibujante.

La obra está compuesta por 14 relojes en cuyas esferas aparece la imagen de Alice Liddell. En las primeras aparece en solitario en fotografías tomadas durante diferentes etapas de su vida, las siguientes contienen imágenes de ella con sus hermanos, hasta llegar a la última instantánea realizada por el autor Lewis Carroll tras un tiempo en el que no pudo mantener contacto y retomo durante un breve espacio de tiempo. Para acabar aparece la imagen tomada por Mary Elisabeth Cameron en un reportaje que le realizó cuando ya se conocía que era ella la persona en la que se basó en cuento. El dibujo realizado en base a un original del autor separa estas fotografías de la última imagen en vida que existe de una ya anciana Alice.

La hora en cada uno de los relojes se coloca empezando por las 12 y adelantando cada uno una hora hasta completar la vuelta de las manillas que indican el tiempo coincidiendo con la ilustración; en el último las agujas están paradas a las 18.30h. (hora en la que en el capítulo “una merienda de locos” está condenado a vivir el sombrero para la eternidad), haciendo alusión a la inmortalidad de esta mujer gracias al cuento.